“... Brevemente, Aikido es bueno para tu cuerpo, tu mente y tu corazón... Y es divertido.”
Yoshimitsu Yamada Sensei - New York Aikikai

22 de octubre de 2012

ACTITUD E INTENCIÓN EN LA PRÁCTICA




ACTITUD E INTENCIÓN EN LA PRÁCTICA
PROYECCIÓN DEL KI COMO GUARDIA FRENTE AL ADVERSARIO


Por. Fernando Valero Cardona.
Tomado de https://www.facebook.com/note.php?note_id=203540436339570&comments

Cuando vemos el trabajo de los grandes Maestros nos llega la sensación de que el Aikido es absorción, no enfrentamiento, plasticidad, dejar pasar. Y efectivamente es así.
                                   
“El propósito del entrenamiento es tensar lo flojo, fortalecer el cuerpo y pulir el espíritu”(O’Sensei)
                                                                                
Si bien este es el fin que los que practicamos y enseñamos Aikido tenemos, debemos ser conscientes de que existe un camino previo de práctica esforzada. Un largo tiempo de estudio que nos proporciona, a través de las sensaciones del cuerpo, la capacitación física y mental necesarias para transformar una intención de ataque en una situación de natural armonía.
Muchos de nuestros alumnos de medio y bajo grado trabajan imitando la naturalidad de los grandes Maestros. Pero su intención, sus movimientos y, en definitiva, su técnica están vacíos. No hay distancias. No existe la proyección del ki. Las guardias son complacientes y en muchas ocasiones la eficacia de la técnica seria nula frente a un ataque real.

Nada más lejos de mi intención que dirigir la práctica hacia el embrutecimiento o la competitividad entre practicantes, sino el fortalecer el trabajo de base. La capacitación de cuerpo y mente para asumir el ataque de un adversario. Enfrentarse a sus consecuencias y ser capaces, por ello, de transformarlo en un movimiento Único en el que se funden ataque y técnica.

“Para poder iluminar el Sendero es necesario estar preparado para recibir el noventa y nueve por ciento del ataque enemigo y enfrentar el rostro de la muerte”. (O’Sensei)

Una de las principales bases a las que hay que prestar gran atención es a la proyección continuada del ki…. “KOKYU RYOKU”, que debe estar presente en el total proceso de ejecución de una técnica. También en su inicio.
La ejercitación del ki y su fluir continuo en la ejecución de las técnicas es una constante de trabajo en todos los grandes Maestros.
                                                                                           O’Sensei decía a este respecto:
“Un trabajo de tres días no es mas que un trabajo de tres días, un trabajo de un año no es mas que un trabajo de un año, un trabajo de diez años almacena la fuerza de diez años.”

Esta ejercitación del ki, a través del “ KOKYU-UNDO” nos proporciona, conjuntamente con “SHISEI” (posición, actitud, postura) , el KAMAE principal en Aikido. Un kamae que contiene a la vez las fuerzas del ki y la capacidad de percibir todos los detalles y que nos permite , en relación a AITE, tomar la posición más ventajosa.

“Una buena postura refleja la actitud correcta de la mente”.(O’Sensei)
Igualmente , en el ataque , la intención del atacante debe ser motivo de estudio. Vemos practicantes que reflejan en su trabajo como Ukes una actitud complaciente, como si pensaran “me toca caer”, y atacan a su adversario como proporcionándoles un maniquí al que proyectar hasta que cambie el turno de ataque. Su actitud no busca ni estudia el ataque. No revisa si la distancia es propicia, la guardia correcta o si su golpe sería efectivo si lo continuara hasta su máxima expresión. Sólo cae, o se tira que es peor.
En el estudio del ataque no es necesario dañar  al compañero en el transcurso del ejercicio. El atacante siempre debe ser consciente del grado de su compañero y del momento de la práctica y no impedir su estudio. Pero si no existe un ataque real, la técnica tampoco es posible.
“Cuando se adelanta un oponente, enfréntalo y salúdalo; si intenta retroceder, déjalo seguir su camino”. (O’Sensei)
            
Así, desde la primera acción del contrario y saliendo en diagonal de la línea de ataque imaginaria para dejar el espacio al atacante, proyectamos nuestro ki contra la intención del atacante, sobre su centro.

Desde el mismo instante en que el atacante manifiesta su intención, la proyección de nuestro ki, fluyendo por nuestros brazos y dedos, debe constituirse como nuestra primera y única guardia. Consistente, poderosa, pujante y siempre dirigida al centro de equilibrio de nuestro adversario.
Frente a un ataque inesperado, el fluir del ki se convierte en escudo defensivo y arma de contraataque al mismo tiempo.
“Tu espíritu es el verdadero escudo”
“Continuamente los oponentes nos confrontan pero en realidad no hay allí oponente alguno. Entra profundamente en el ataque y neutralízalo atrayendo la fuerza que va en dirección errada hacia tu propia esfera”(O’Sensei)

No importa la opción de ataque del adversario. Nuestro ki, dirigido desde nuestro centro hacia su centro en el tiempo y distancia adecuado, impide la entrada del ataque y un contacto inicial que determinará la                        continuación armónica de la técnica.
                             
“En nuestras técnicas entramos completamente, nos mezclamos en totalidad y controlamos con firmeza un ataque. La fuerza se encuentra cuando el ki es estable y está concentrado; la confusión y la malicia surgen cuando el ki se estanca” (O’Sensei)

Una vez iniciado el ataque y proyectado nuestro ki sobre el adversario, se produce un punto de contacto con el atacante. Punto que no debe provocar bloqueos , ya que esto evitaría el fluir natural del ki, y es este fluir natural el que permite encontrar las direcciones de trabajo en unión con el atacante.
Ya sea continuando en omote sobre la misma dirección en sutji ashi o ajumi ashi, cambiando la dirección con los tenkans, o variando las guardias adelante o atrás, nuestro ki debe seguir fluyendo desde nuestro centro sobre el centro del adversario, haciéndolos uno sólo. 
      
Nuestro centro proporciona el ki que, principalmente, fluye a través de nuestros brazos, los cuales no van dando bandazos a un lado y otro empujando y saliendo de nuestro eje. Es el desplazamiento de nuestro centro el que determina la nueva posición de unos brazos que no dejan de proyectar el ki, dando acomodo a los mismos para realizar la técnica más adecuada.


“La clave de la técnica es mantener manos, pies, y caderas derechos y centrados. Si estás centrado, puedes moverte con libertad. El centro de tu cuerpo es el vientre; si tu mente también está allí, tienes la victoria asegurada en toda acción” (O’Sensei)
Una vez adquirida una buena base en la guardia que proporción una correcta proyección del ki, podremos evolucionar en trabajos más sutiles, en movimientos más ligeros y anticipativos, siguiendo el proceso natural de aprendizaje: ko tai (estado sólido), ju tai (estado fluido), eki tai (estado líquido) y ki tai (estado gaseoso).
KO TAI: Primer nivel de trabajo, sólido y preciso. La fuerza física se emplea sinceramente. Las técnicas se ejecutan con precisión.
JU TAI: Frente a un ataque pujante, movimientos relajados y sin contracciones inútiles.
EKI TAI: El sentido de la anticipación permite fluir con el ataque.
KI TAI: Sólo ofrecemos la posibilidad del ataque  y envolvemos a uke  con la acción del ki sin necesidad del contacto.
“En tu adiestramiento, no te apresures, ya que dominar lo básico y llegar al primer peldaño lleva un mínimo de diez años. Nunca te imagines ser maestro de la perfección que todo lo conoce; debes continuar tu entrenamiento diario junto a tus amigos y discípulos y proseguir juntos en el Arte de la Paz.” (O’Sensei)

Por. Fernando Valero Cardona.
Tomado de https://www.facebook.com/note.php?note_id=203540436339570&comments

12 de octubre de 2012

Reflexiones XXVIII Seminario Internacional (25 años Aikikai de Colombia)



Reflexiones XXVIII Seminario Internacional
(25 años Aikikai de Colombia)


 
Aikikai de Cali tuvo la fortuna de asistir al XXVIII seminario internacional de Aikido con motivo de la celebración de los 25 años del Aikikai de Colombia. En el evento estuvo presente Yoshimitsu Yamada Sensei- 8vo Dan Shihan, alumno directo del fundador del Aikido Morihei Ueshiba y también  Donovan Waite Sensei - 7mo Dan Shihan quienes con sus enseñanzas hicieron que el  esfuerzo, por parte de las 14 personas que desde Cali asistieron y que se prepararon durante aproximadamente ocho meses para ir al evento, se viera completamente recompensado, incluso a pesar de los aumentos imprevistos en los costos debido a los cambios a ultima hora en la ubicación y los horarios de éste. Lo que nos demuestra que la preparación, el trabajo y la unión del grupo a mejorado.


El Seminario tuvo la participación de representantes de varios países como Japón, Estados Unidos, Canadá, México, Republica Dominicana, Puerto Rico, Curazao, Venezuela, Ecuador, Perú, Brasil, Chile, Argentina, Uruguay y España. La presencia de tantas culturas en un mismo Tatami hizo que entrenáramos con energías diferentes logrando así retroalimentar nuestro proceso de crecimiento continuo dentro del Aikido.



Esta experiencia además de ser grande por haber tenido la oportunidad de entrenar con Yamada Sensei y con Waite Sensei nos fortaleció como grupo, reforzando nuestro proceso de aprendizaje.

Este seminario dejó un profundo y agradable sentimiento de amor hacia el Aikido, el viajar como grupo nos consolidó como tal, experimentando al lado de otros compañeros aikidokas la buena experiencia del Aikido internacional. El salir de nuestra burbuja de “confort” nos hace reflexionar sobre la importancia de viajar o "desacomodarse" dicho en otras palabras en nuestra vida cotidiana; este efecto psicológico nos permite entrar en otros estados de conciencia así darnos cuenta de los errores que cometemos a diario, como caemos en una rutina de vida con facilidad, aunque la misma no sea siempre negativa, estado que muchas veces nos llena de cosas superfluas e innecesarias.

 
El seminario también nos permite sentir el grado de consistencia física que tenemos, que nos sobra y que nos falta emocionalmente y cuanto mas debemos trabajar o entrenar en el Aikido, así lograr nuestro objetivo como Aikidokas, ¿cada quién sabe cual es? Pues ya entrado el Aikido en nuestras vidas, comienza a cambiar la misma de manera física-mental, esperando que algún día llegue a ser de manera trascendente-espiritual.


Después del arduo trabajo se obtienen los frutos, solo hay que tener paciencia y aceptar lo que la vida nos depara con humildad, agradecimiento y educación; sin juzgar y prestando servicio impersonal. Agradecido siempre por la oportunidad de colaborar con el kamizá, esperando hacerlo mejor en próximas oportunidades. Esta vez se pudo apreciar una octava superior en el Aikido a través de la proyección del arte como expresión de paz, interior y exterior, que mucho necesitamos los seres humanos!!” Miguel Colombo 1er. Dan Practicante Aikikai de Cali

*Tomado y extraído de los comentarios de varios practicantes del Aikikai de Cali en nuestro grupo y página de Facebook luego del seminario – Saludos a Todos.




Explicación Aikido

Aikikai de Cali

Aikikai de Cali
Participantes Aikikai de Cali Seminario Nacional MAYO 2012

Seminarios Sansuikai Internacional

Seminarios Sansuikai Internacional
Seminarios Sansuikai Internacional Latinoamerica

Lugares de Práctica y Horario

Sede Sur de Cali
ESCUELA DE ARTES MARCIALES DOJO VICTORIA.
Cra. 56 # 11A - 63, Dentro del Gimnasio las Pilas. Cel. 301 792 2992 Cali, Colombia.

Sede Norte de Cali
CENTRO DE ARTES MARCIALES RENSHUKAN (www.renshukan.com) Avenida. 4 Norte No. 43N-25 Barrio La Flora. Tel. +57 2 664-4709 Escuela Cel.+57 310-821-8820. Cali, Colombia

Aikikai de Cali Cel. +57 301-792-2992, +57 311-383-6144
Haz Click aquí para ver los Horarios